Esta joven artista empezó su relación con la música a los cinco años. Después, años de estudio dedicados al violín y al piano, hasta que comprendió lo difícil que le resultaría triunfar. Entonces decidió dejar a un lado su pasión y comenzó a trabajar en una oficina de Londres. Pero su amor por la música era demasiado fuerte. Su hermano Rollo pertenecía al grupo Faithless, del que acabaría Dido siendo su vocalista. El éxito no se hizo esperar. Grabaron dos discos, Reverence y Sunday 8pm. Pero la cantante inglesa necesitaba dar salida a su vena creativa. Había llegado la hora de dar el salto en solitario.

Sin pensárselo dos veces, se marchó a Estados Unidos, donde tuvo que empezar de cero, hasta lograr hacerse con un nombre. No fue fácil. Se levantaba todos los días de madrugada para participar en programas matinales, actuaba en conciertos sin apenas público... Todo cambió el día en que su canción Thank you fue elegida para formar parte de la banda sonora de Sliding Doors, película interpretada por Gwyneth Paltrow. Precisamente una versión, Stan, creada sobre la base de ese mismo tema por el rapero Eminem, le hizo traspasar fronteras.

Su último triunfo lo ha logrado en la glamourosa ciudad francesa de Cannes, donde quedó claro el cariño del público, al lograr que la audiencia de la cadena NRJ la votase como Mejor Artista y Mejor Álbum por su último trabajo, Life for Rent.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más