Celine Dion descubre su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood

La cantante canadiense viajó el martes desde Las Vegas, donde reside desde hace algunos meses, hasta California para descubrir su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. La ceremonia, que estaba prevista para el mes de marzo, tuvo que ser pospuesta debido al inicio de la guerra de Irak. A pesar del retraso, el acto fue muy emotivo, ya que en él la artista recordó a su padre, fallecido a los 80 años el pasado diciembre. "Mi padre era mi admirador número uno y todavía lo es", dijo emocionada.

La estrella número 2.244
Vestida con un traje sastre color crema y con un sombrero tejano que cubría su rubio cabello, Celine Dion agradeció a su familia y especialmente a su marido, René Angélil, el apoyo recibido en su carrera. "Me acuerdo cuando vine a Los Ángeles con mis padres y René hace 20 años (...) intentaba poner mis manos sobre las de algún famoso (...) Nunca pensé que iba a volver aquí de esta manera", comentó. Su estrella es la número 2.244 del Paseo y está justo frente al mítico Teatro Kodak, auditorio donde se celebra la entrega de los premios Óscar.

Contrato en Las Vegas
Natural de una provincia rural de la parte francesa de Canadá, Celine, de 35 años, ha sido galardonada con varios premios Grammy y Óscar en Estados Unidos, premios Juno y Félix en Canadá y World Music en Europa. El año pasado firmó un contrato con el conocido Caesars Palace de Las Vegas, donde representará cinco veces por semana y durante tres años el espectáculo A New Day. El hotel construyó un recinto a su medida, que costó 19.000 millones de las antiguas pesetas, con capacidad para 4.500 personas y los más increíbles adelantos técnicos.

Con más de 155 millones de álbumes vendidos, la cantante se ha convertido en una de las estrellas más importantes del panorama musical actual, gracias a éxitos como el tema My heart will go on de la película Titánic.

Más sobre: