Britney Spears podría haberse casado por sorpresa en Las Vegas

Medios del mundo entero han amanecido con una noticia de las que hacen historia: horas después de que Justin Timberlake y Cameron Díaz confirmaran su boda, Britney Spears podría haberse casado en Las Vegas con un amigo de la infancia, Jason Allen Alexander. Mucha precipitación, muchas prisas y un sentimiento generalizado de sorpresa. Fue la página web de people quien se apresuró a dar una noticia que luego fue reproducida por las grandes agencias anglosajonas. La diva del pop, de 22 años, pidió licencia para su matrimonio en Las Vegas y se casó en la capilla conocida como Little White Wedding.

Poco 'glamour' y mucha sorpresa
Mientras para unos ha sido un auténtico shock, fuentes cercanas a la cantante aseguran que esta boda no se trataba más que de una broma que ha llegado demasiado lejos. Al parecer, Britney Spears ya está haciendo planes para anular este matrimonio. Al parecer, la pareja acudió a la capilla acompañados por el botones del hotel. Previo a su paseo "hacia el altar", la cantante y su desconocido marido (nacido, al igual que Britney en Louisiana) acudieron a la oficina del distrito del condado de Clark, en el centro de Las Vegas.
La cantante dio el "sí quiero" con unos vaqueros y una gorra de béisbol cubriendo su pelo; su flamante marido vestía con una camiseta informal. Como testigo, el botones del hotel. Toda la ceremonia fue grabada en vídeo, un vídeo que con toda seguridad costará millones en breve.

Más sobre: