Mick Jagger: Caballero del Imperio Británico

<b>Mick Jagger</b> fue investido por el Príncipe de Gales Caballero del Imperio Británico, una distinción de la que también gozan músicos como Elton John o Sting 
Y quien le iba a decir a uno de los rebeldes más carismáticos del rock británico, a aquel que escandalizaba con sus contoneos sobre el escenario y su lengua juguetona; quien le iba a decir a Mick Jagger que un día se arrodillaría ante el príncipe Carlos (y lo hubiera hecho ante la Reina, si ésta no hubiera estado ingresada en el hospital por una doble operación de rodilla y lesión cutánea) esperando su toque en la espalda para investirle caballero... Eso sí, el líder de los Rolling Stones dio su toque inconformista y particular: apareció con traje y corbata pero calzando unas deportivas muy comentadas en los rotativos del Imperio del que ahora es Caballero.

Críticas de Keith Richards
Mick Jagger acudió al palacio de Buckingham junto a su padre y sus hijas Karis y Elizabeth, felices por la distinción que iba a obtener su padre. Sin embargo, no todo fueron buenas palabras y halagos. Su compañero de banda, Keith Richards, no dudó en declarar que "ser investido Caballero es algo despreciable y ridículo". Mick Jagger restó importancia a estas palabras con un toque de ironía en su respuesta: "Probablemente también le gustaría recibirla. Es como tener un helado, si tienes uno el resto también lo quiere".

Más sobre: