Pepe 'El Marismeño' se pone en pie

<b>Pepe El Marismeño</b> ha logrado salir del infierno de las drogas ayudado por su novia, María José 
Y un día dijo "basta ya" porque se vio demasiado abajo, demasiado negro el futuro, un futuro que iba amenazándole por culpa del consumo de drogas. Pero Pepe El Marismeño, toda su vida dedicada a la música, ayudado por su novia, la bailaora María José, decidió dejar ese mundo. Y dejarlo asumiendo sus errores y pidiendo ayuda a los especialistas. Por eso ha estado durante meses ingresado en el centro Mare Nostrum de La Garriga (Cataluña).

Después de unos meses de intensivo programa de desintoxicación, el músico cree estar preparado para enfrentarse de nuevo a la vida, y saborearla disfrutando de su profesión. Como ha confesado en una entrevista reciente a nuestra revista: "Un ochenta por ciento de todo lo que tengo ahora se lo debo a María José". Y ambos, miran ilusionados hacia el futuro.

Más sobre: