Celine Dion, entrevista en exclusiva con la gran estrella en Las Vegas

Todos los números que giran en torno a Celine Dion son siempre sorprendentes. Desde que comenzara en el mundo de la canción, hace más de veintidós años, su ascenso ha sido gradual, pero imparable. Ostenta el récord de ser la cantante que más discos ha vendido en el mundo, y ahora vuelve a batir todo tipo de récords previos con su gran espectáculo en Las Vegas «A new day» («Un nuevo día»). En Las Vegas, capital mundial de los grandes «shows», en el hotel Caesars Palace, construyó un recinto a su medida, que costó la escalofriante cantidad de 19.000 millones de las antiguas pesetas, con capacidad para 4.500 personas y los más increíbles adelantos técnicos. Este «show» estará en cartel durante tres años seguidos, cinco días a la semana, con Celine y su prodigiosa voz como protagonistas.

Hasta ahora no ha habido un solo hueco durante una de sus solas actuaciones: el público cae rendido a sus pies. El «show», concebido a su medida por Franco Dragone, el creador del «Circo del Sol» es un prodigio donde los bailarines (y hasta un piano) vuelan a tres metros del escenario. Imágenes grabadas se funden con la realidad y la cantante canadiense se alza como estrella absoluta.

A pesar de su enorme éxito, Celine es una mujer extraordinariamente cariñosa, que vive por y para los suyos, especialmente su marido y «manager», René Angelil, y su pequeño, René Charles, de dos años y medio, concebido mediante inseminación artificial después de que su marido superara una grave enfermedad.

Mujer de múltiples proyectos, ahora combina su espectáculo con la grabación de un nuevo CD, esta vez en francés; colaboraciones como la realizada con los españoles Café Quijano o la del disco «It’s still OK to dream», grabado a favor de la Fundación Save The Children (Ayuda a los Niños), donde participan también Sting o Barbra Streisand, entre otros grandes de la música. Una de sus últimas aventuras es el lanzamiento de un perfume que lleva su nombre, que, cómo no, refleja su personalidad. Como ella explica: «No tenía necesidad de hacerlo, no me hacen falta el dinero ni la fama, pero ha sido un proyecto bonito que entiendo como una manera más de llegar a mis "fans "».

—Tras su enorme éxito en la canción, ahora se lanza al mundo del perfume. ¿Qué le ha impulsado a ello?
—Nunca pensé que mi nariz sirviera para otra cosa más que para respirar y cantar, pero ha sido maravilloso darme cuenta de que, al igual que una canción, un perfume está hecho de notas que componen la melodía final. Durante veintidós años he estado intentando llegar a la gente a través de mi música, y ahora quiero ir incluso más allá y alcanzar también un poco de su alma. Es un honor tener un perfume creado a tu medida, hecho para ti.

Más sobre: