Danielle, la guapa nieta de Elvis Presley

Con cierto aire rockero heredado de su padre, el mítico Elvis Presley, cuyos pasos en el mundo de la música ha decidido seguir, apareció Lisa Marie Presley en la vigésima edición de los premios de la moda "Night of Stars" celebrada estos días en Nueva York y que contó con la presencia de numerosas estrellas y personajes conocidos como Carolina Kurkova, Imán, Grace Jones, Demi Moore, en esta ocasión sin su novio, Ashton Kutcher o la actriz Uma Thurman.

Lisa Marie, que parece atravesar un momento de equilibrio emocional tras su divorcio de Nicolas Cage, con el que tan sólo estuvo casada tres meses, y con el que se rumorea que ha retomado la relación (incluso se habla de una segunda boda de la pareja) decidió que ya era hora de enseñar al mundo a su primogénita, Danielle Riley. La joven, de 14 años, nacida de su primer matrimonio con el músico Danny Keough -tuvieron otro hijo, Ben, de once años-, guarda un gran parecido con su madre, pero especialmente con su abuela Priscilla, de quien sin duda ha heredado la belleza.

Heredera de una gran fortuna
En su día, Danielle y Ben, los hijos de Lisa Marie, heredarán el inmenso patrimonio de su madre. Fue precisamente la gestión de Priscilla Presley la que consiguió multiplicar por veinte la fortuna que Elvis dejó a su hija. Cuando el cantante falleció en 1977, el patrimonio ascendía aproximadamente a unos quinientos millones de pesetas (aproximadamente tres millones de euros). Cuando Lisa Marie se hizo cargo de la herencia al cumplir veinticinco años, estaba valorada en diez mil millones (unos sesenta millones de euros).

Fue Priscilla quien creó en 1979 la compañía Elvis Presley Enterprises, que actualmente preside Lisa Marie, y quien en 1982 decidió abrir al público Graceland, la mansión de veintitrés habitaciones que recibe más de setecientos mil visitantes al año.

Según publicó la revista Forbes en agosto del pasado año pocos días antes de que se cumpliese el veinticinco aniversario de la desaparición del ‘Rey’, Elvis Presley Enterprises, que tiene patentados unos setecientos productos que van más allá de los puramente musicales, generó unos beneficios cercanos a los 37 millones de euros (unos seis mil seiscientos millones de pesetas) en el periodo comprendido entre junio de 2001 y junio del año siguiente.

Más sobre: