Lo mejor del chat con Mónica Molina en hola.com

-Eres de las pocas artistas que sabe perfectamente guardar y separar su vida publica como artista y su vida privada ¿Cómo le haces?
Creo que todo empieza en el momento en el que te respetas a ti mismo. Cuando eso sucede los demás también lo hacen. No hay más secreto que eso. Me siento querida y creo que en el fondo es algo que me he ganado siendo respetuosa.

-Hola Mónica, ¿Cómo se puede triunfar sin hacer música comercial? Lo tuyo es un prodigio de sentimiento
Creo que siempre hay un público muy claro para esta música y que necesita de estas cosas. Es el público que yo quiero tener. Generalmente no va acompañado el éxito a la buena música, pero que le vamos a hacer. Hago la música en la que creo y que a mí me gusta.

-¿Tus planes de futuro, a parte de promocionar tu nuevo disco y de cuidar a tu hijita?
Pues preparar una gira, que ya es bastante y poco más. Yo trabajo todos los días, no sé si tendrás hijos, pero si lo tienes sabrás que con el trabajo y los niños poco más se puede hacer. Y si no los tienes ponte a ello porque es lo más bonito del mundo.

-¿Volverías a repetir la experiencia de ser madre?
No sé, la verdad. Depende. Hoy pienso que no, pero nunca sabes. Candela ya tiene un hermano, de modo que no está sola. El tiempo dirá. Hoy por hoy no. Vamos ¡ni loca!

-Me gustaron mucho los dos discos anteriores sobre todo los fados. ¿"De cal y arena" sigue el mismo estilo de los anteriores?
Sí, siguen el mismo estilo de los anteriores, pero quizás sea mucho más abierto, más dinámico, más alegre. Creo que estamos siendo muy respetuosos con nosotros mismos, con nuestra forma de ver las cosas.

-¿Se parece a ti Candela?
Es igual que su padre por fuera. Por dentro, no sé yo. Aunque tiene una mirada muy 'molinilla', tiene una chispilla muy particular en los ojos. De todas formas, su padre también la tiene.

-¿Con cual de tus hermanos te llevas mejor?
Con Noel porque nos unen muchas cosas no sólo el trabajo. Somos los dos más pequeños y nos une una relación más estrecha. Éramos compañeros de juegos. Nos separan solo cuatro años. Tengo una relación muy especial.

-Mónica, perdona el atrevimiento, pero me gustaría saber si estás enamorada en estos momentos...(además de "enamorada de la vida", "de tu hija"...etc...)
No estoy enamorada. Ahora mismo no puedo pensar... el amor llega y cuando llega hay que abrirle la puerta. Estoy enamorada de la vida, de mi hija... ¡es una broma! Cuando esté enamorada inevitablemente lo sabréis.

Más sobre: