Marta Sánchez: "Se me da bastante bien ser madre, aunque aún me queda mucho por mejorar y por aprender'

Marta Sánchez no podría estar más feliz. En uno de los mejores momentos de su vida, según sus propias palabras, la felicidad se refleja en su rostro. La popular cantante es ahora, además de una de las artistas más renombradas de nuestro país, feliz esposa y madre radiante. Su hija Paula, nacida el pasado agosto, ha llenado de dicha el hogar que creó junto a su marido, Jesús Cabanas, con quien contrajo matrimonio hace poco más de un año. Recientemente Marta fue la estrella del desfile de presentación de la nueva colección Otoño-Invierno 2003 de la firma L’Oreal Professionnel en el que lució un sofisticado y atrevido peinado de Raffel Pagés: "He utilizado con ella los tonos azafranes porque le van mucho. Marta es la imagen de una mujer urbana, independiente y actual". Tras el citado desfile, pudimos hablar con la cantante:

¿Cómo te ves con este peinado tan sofisticado? Bien. Si es para una ocasión especial sí me gusta cambiar, y de hecho hay veces que lo hago, pero no por norma general.
¿Es muy atrevido, no?
Sí, claro. Esto es un peinado expresamente hecho para la presentación de L’Oreal que siempre son un poco exagerados para llamar la atención.
¿Tanto como tú?
Hombre, este peinado no lo veo yo como para ir a por el pan, pero es muy bonito y muy original.
¿Te da tiempo a arreglarte y cuidarte tanto como antes ahora que tienes a la niña?
Intento sacar horas de donde puedo porque la niña me lleva mucho tiempo al día, cuidarla, mimarla y también la quiero disfrutar. Pero hay tiempo para todo si te organizas. Lo que sí está claro es que duermo mucho menos que antes.
¿Sigues emocionándote cuando la miras como el día que saliste del hospital?
Ya no tanto. Ese día estaba hecha un flan, eran muchas las emociones acumuladas en el hospital, y fue ver a la prensa tan cariñosa que me emocioné mucho.
¿Está siendo la maternidad como te la imaginabas?
Todavía me queda mucho que mejorar y que aprender como madre. Creo que eso nadie te lo enseña hasta que no lo vives y tienes la experiencia, pero creo que se me da bastante bien por lo que he sentido hasta ahora.
O sea, que vas a repetir pronto..
No, pronto no. Seguramente repita pero no antes de dos años.
¿Bajarás tu ritmo de trabajo, al menos ahora que Paula es tan pequeña?
No creo que trabaje menos pero sí de otra forma, con mucha más organización y llevándome a la niña conmigo a algún viaje.
Muchas mujeres sufren depresión post parto ¿Tu la has tenido?
De tan aburrida que estaba ya de tener ese peso en mí, lo que quería era ver la cara de mi hija y no había posibilidad ninguna en mi cabeza de tener una depresión. Hay cosas mucho más importantes y más serias por las que deprimirse que porque nazca un hijo. Todo lo contrario, es una alegría. No entiendo muy bien eso de las depresiones post parto. Se que hay muchas mujeres que las padecen pero la verdad es que no llego a entenderlas. Como decía, la verdad es que para mí es un alegría.
¿Cómo te ves cuando Paula tenga cuatro o cinco años, una madre permisiva, estricta...?
Si es lista y tiene carácter la niña me llevará por su terreno, como a todos los padres, que nos dejamos llevar por una sonrisa; pero también intentaré llevar una disciplina porque no quiero que mi hija sea una maleducada.
¿Paula os ha unido a Jesús y a ti más como pareja?
Si. Ya de hecho somos una pareja compenetrada y nos entendemos muy bien desde el principio. Él es el hombre de mi vida y según él me dice, yo soy la mujer de su vida.

Más sobre: