Directamente desde Miami y con su reciente Grammy Latino al Mejor Artista Revelación, David Bisbal se subió al escenario del Sporting Club de Monte Carlo para deleitar a todos los presentes con su fuerza y con su ritmo.
Con el tema Lloraré las penas, el cantante almeriense, que consiguió además el premio al que optaba como mejor artista latino -recibió el galardón de manos de Julio Iglesias Jr.-, puso en pie a los más de ochocientos invitados al evento y al público que pudo ver la gala en directo desde sus televisores en los ciento sesenta países a los que fue retransmitida. Otros artistas que intervinieron fueron Christina Aguilera, Mariah Carey, Pink, TATU, Andrea Bocelli, George Benson y Laura Pausini.

Tras su breve estancia en Mónaco, David Bisbal continuará con su gira por Argentina, Colombia, Perú, Ecuador, Venezuela, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, México, República Dominicana, Nueva York y Miami, ciudad en la que ha instalado de momento su cuartel general. Según ha declarado David pasará la Navidad en España con su familia.

El artista suma este triunfo al inmenso éxito que está cosechando desde hace casi dos años: "David Bisbal es uno de esos cantantes que nacen muy pocas veces. Tiene un talento, una humildad y un carisma que lo harán volar muy alto", decía recientemente Kike Santader, su productor musical y artífice también del éxito del cantante español, quien ya roza la cifra de casi dos millones de copias vendidas de su Corazón Latino y que actualmente graba en Florida su segundo trabajo discográfico.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más