Ricky Martin y Esther Cañadas, el 'poder latino' conquista Nueva York

De pronto se conocieron
Esther, una mujer toda vitalidad y entusiasmo, empezó a conocer la magia de la música de Ricky Martin se convirtió en ‘fan’ del famoso intérprete de Livin’ la vida loca. Por su parte, el cantante admiraba a Esther Canadas y su innata sensualidad. Y un día se conocieron. Pero no en una discoteca de moda ni en una fiesta en algún lugar de lujo de Nueva York, sino con ocasión de una obra humanitaria, consistente en llevar ayuda a los niños de Calcuta. Concretamente, colaborando ambos con la Fundación Sabera. Y se hicieron muy amigos. O,si se quiere, solidariamente amigos.

Almas del silencio
Y un día decidieron posar juntos para este excepcional reportaje, coincidiendo con la salida de Almas de silencio, el último álbum de Ricky, un disco espiritual, en el que incluso trata sobre las injusticias del mundo y en el que ha contado con un equipo de ensueño, y con composiciones de Emilio Stefan, Juanes y Emilio Arjona.

Con un sonido lleno de toques mestizos y con letras más profundas y más comprometedoras. Entre fotografía y fotografía, Ricky Martin, que mantiene desde hace meses una sólida relación con la presentadora de televisión mexicana Rebecca de Alba, nos comentaba: ‘Con Esther me siento muy cómodo y puedo dejar a un lado todas las inhibiciones si ella está a mi lado. Ella sí que es una gran estrella de la pasarela. Sin embargo,"su perfecta figura" no me intimida porque, entre otras cosas y ante todo, es mi gran amiga. Quedan aquí las espectaculares imágenes de dos grandes amigos —la estrella de la canción y la estrella de la pasarela —. Ellos son dos hispanos triunfadores en Nueva York. Ellos son ‘el poder latino’ en la ciudad de los rascacielos.

Más sobre

Regístrate para comentar