Rocío Dúrcal, aclamada en Madrid

A punto de cumplir 59 años, sigue siendo dueña de la fuerza y el entusiasmo con las que convierte desde hace cuatro décadas a María de los Ángeles de las Heras, Marieta para los amigos, -su nombre real- en Rocío Dúrcal cada vez que se sube a un escenario. Así lo demostró anoche una vez más en el apoteósico concierto con el que la artista volvió a pisar las tablas españolas tras dos años de ausencia.

Allí en el teatro Lope de Vega, la artista repasó ante un público entusiasmado los cuarenta años de profesión que lleva a sus espaldas además de deleitar a los presentes con los acordes de las canciones de su nuevo disco, Caramelito. Precisamente para celebrar su trayectoria el pasado 3 de febrero salía la venta Rocío Dúrcal, en concierto...inolvidable, un álbum grabado en directo en el Auditorio Nacional de México ante 10 mil personas que recogía las canciones más significativas y dos temas inéditos.

Es la de Rocío Dúrcal una trayectoria irrepetible. Y esto lo avalan 35 discos publicados, 14 películas y cuatro obras de teatro como protagonista, 14 discos de platino y 40 de oro y múltiples premios conseguidos. Ahora, más recobrada si cabe después de la histerectomía (extirpación quirúrgica del útero) que sufrió hace unos meses, mira adelante con ilusión: "Estoy mejor que hace unos años. Me siento más segura con mi voz", afirma, mientras disfruta de la compañía de los suyos: su marido, Junior, sus hijos Carmen, Antonio y Sheila y sus tres nietos, Christian, nacido de la relación de Carmen con Oscar Lozano, y los mellizos de Antonio, fruto de su matrimonio con Edurne González, que nacieron a principios de septiembre dos meses antes de lo previsto.

Más sobre: