Madonna presentó su primer libro infantil con una fiesta `muy británica’

Un día protagoniza una controvertida actuación con Britney Spears y Christina Aguilera, y al siguiente se convierte en una candorosa madre de familia y escritora de cuentos infantiles. Y es que, Madonna ha vuelto a reinventarse a sí misma a sus 45 años, ya no quiere ser sólo la ‘ambición rubia’ de la música, quiere además destronar a J. K. Rowling, la autora de "Harry Potter" como la escritora preferida por los niños. Para ello, ha vuelto a poner en marcha la maquinaria publicitaria y de marketing que ya la convirtiera en icono en los años ochenta.

Ayer la cantante celebró en los jardines Roof de Londres una merienda -con champán, te, y una tarde repleta de diversión, según rezaban las invitaciones- para leer algunos capítulos de "The english roses", primer volumen de la colección infantil de cinco partes que ha salido hoy a la venta con una tirada inicial de más de un millón de ejemplares en cien países y traducido a treinta idiomas (desde el búlgaro al taiwanés). Es este el mayor lanzamiento de la historia editorial de manera simultánea y en tantas lenguas, por lo que se espera un éxito abrumador.

Inspirado en su hija
A la fiesta que ofreció Madonna en Londres, la presentación oficial será hoy en París, acudió Stella McCartney, así como su marido, Guy Ritchie, y sus hijos, Rocco, de tres años, y Lourdes María, de seis años, en quien se ha inspirado la cantante para crear el personaje de Binah, la niña protagonista que es objeto de los celos de sus compañeras de colegio. "En la escuela los niños pueden ser mezquinos y dejarla de lado -dice refiriéndose a su hija- porque yo soy su madre". Los cuatro personajes femeninos del libro, Nicole, Amy, Charlotte y Grace, llevan el nombre de cuatro compañeras de Lourdes en el Liceo Francés.

Más sobre: