Imperio Argentina, la muerte de un mito

<b>Imperio Argentina,</b> nuestra primera artista internacional, ha muerto a los 92 años 
Los ojos de Imperio Argentina cantaban por sí solos, tanta era la vitalidad de esta artista, nacida en Argentina en 1910. Y murió como siempre hubiera deseado: pidiendo sus palillos, "pero los de cristal, los buenos", y cantando un "échale guindas al pavo" que ya quisieran muchas.
Su vida es una novela. La novela de una mujer que se definió a sí misma como "de carácter fuerte" y alegría inagotable. Alegría a pesar de haber vivido momentos de gran dureza. Sobrevivió a sus dos hijos y a algunos de sus más grandes amigos. Pero Imperio Argentina conservaba en su memoria bellos recuerdos. Desde sus inicios en el teatro Romea de Madrid, hasta sus coqueteos con el cine internacional y con las personalidades más controvertidas de la época, porque de Imperio Argentina se enamoraron personajes como Hitler (al que ella rechazó horrorizada por las barbaries que vio en Alemania en el año 1938) o Marlene Dietrich.

Los últimos años
Imperio Argentina vivió los últimos años saboreando merecidos homenajes a toda su carrera que tardaron en llegar pero que, finalmente, llegaron. Imperio Argentina fue inmensamente feliz cuando en marzo de 1989 recibió el Goya Honorífico por toda su carrera. Más que por el galardón, por la ovación sin precedentes que recibió por parte del público congregado.

Más sobre: