Las imágenes más tiernas de Manu Tenorio y Marisa Jara

Manu Tenorio está volcado en su segundo disco, cuya salida al mercado está prevista para el próximo septiembre, en el que ha contado con un productor de lujo, Kike Santander, el mismo que ayudó a convertir en un éxito el "Corazón latino" de David Bisbal. Y como carta de presentación de su nuevo trabajo, el cantante sevillano rodó recientemente el vídeo musical de la canción "Una razón para olvidarla", el primer sencillo que se podrá escuchar.

Manu quiso que su novia, la modelo Marisa Jara, fuese la protagonista femenina de dicho vídeoclip, por lo que el rodaje fue escenario de hermosas y románticas escenas tanto por exigencias del guión como en la vida real, ya que en los momentos de descanso la pareja dio muestras de la buena marcha de su relación, que comenzó hace casi un año, prodigándose continuas muestras de cariño y complicidad.

Dichas imágenes, por otro lado, ponen fin a los rumores que habían circulado en las últimas semanas y que apuntaban a un distanciamiento entre ambos, rumores posiblemente surgidos porque en los últimos meses han sido escasísimas las apariciones de Marisa en actos públicos, acaso una decisión meditada de la bella sevillana para alejarse del centro de atención. Al parecer, y siguiendo el ejemplo de David Bisbal y Chenoa, Manu Tenorio y Marisa Jara comparten en la Ciudad Condal un bonito ático de reciente adquisición.

El escenario elegido para rodar el vídeo fue el Madrid de los Austrias con sus emblemáticos edificios, sus típicos cafés y una conocida escalinata, que se convirtieron en testigos del amor que une a la pareja. El equipo que se ha encargado de la producción pertenece a Tam Tam Producciones y es el mismo que grabó los anteriores vídeos del cantante y que ya consiguió, con su director, Rafa Proclan, a la cabeza, un premio de la Academia de Cine.
Para dicho rodaje se han utilizado, asimismo, una cámara grúa de cuatro metros de altura para tomas especiales, cámaras trípode y de mano, luces, filtros y un importante componente humano que ha incluido una orquesta con violines y trompetas, y varios bailarines. La rumba con toques de violines y sones cubanos seducen a la pareja, con enfado, reconciliación y un romántico encuentro en una gran fiesta latina incluidos.

Más sobre: