Conciertos multitudinarios aumentan la temperatura del verano

Durante las fechas estivales aumentan las temperaturas y proliferan las actividades al aire libre; entre ellas, los conciertos en grandes recintos. Este verano no sería una excepción si no fuera porque el termómetro está alcanzando cifras altísimas y se están batiendo récords de audiencia en las giras musicales más internacionales. Nunca habían acudido tantos fans en la historia de Canadá a ver a sus ídolos como en el concierto benéfico en contra de la neumonía atípica y a cuya cabeza de cartel estaban ni más ni menos que los Rolling Stones. También se han roto todos los registros en Inglaterra, donde los tres días de concierto dentro de la nueva gira de Robbie Williams sentará un precedente.

El macro espectáculo que tuvo lugar en Toronto estuvo auspiciado por el Gobierno local, como una forma de recuperarse económicamente y sobre todo potenciar el turismo, muy mermado después de las trágicas secuelas del Síndrome Respiratorio Agudo. El auténtico cartel de lujo lo formaban artistas canadienses e internacionales de la talla de Guess Who, Rush, AC/DC, Justin Timberlake, Flaming Lips y los Rolling Stones. Todo un acontecimiento que no quisieron perderse las 430.000 personas que acudieron a la cita. Como sorpresa, la audiencia pudo disfrutar del dueto que se atrevió a cantar el joven Justin Timberlake junto a su Satánica Majestad, Mick Jagger. Se trataba de la éxitosa Miss You, mezclándola con partes de Cry Me a River.

El caso de Robbie Williams
Si en Canadá han batido sus registros de público con un concierto irrepetible, lo que ha conseguido Robbie Williams, él solo, también es digno de reseñar. Las 375.000 personas que acudirán a los tres conciertos que ofrecerá el cantante le brindarán un lugar destacado en las páginas más gloriosas de la historia del rock británico. Una multitud así jamás se había reunido en Gran Bretaña, ni Led Zeppelin, ni Queen ni los Rolling Stones lo habían conseguido. El anterior récord lo estableció Oasis, al congregar a 250.000 seguidores. El lugar elegido para albergar las actuaciones del cantante será Knebworth en Hertfordshire, lugar mítico que ya inaugurara en 1974 Van Morrison y por el que han pasado bandas como Pink Floyd, los Stones o Led Zeppelin entre otras.

Son muchas las curiosidades que se desprenden de un acontecimiento musical de este calibre. Por ejemplo, la energía eléctrica que se consumirá durante el concierto, sería suficiente para iluminar una ciudad de 130.000 habitantes. O, si se extendieran en el suelo todas las camisetas que venderán los promotores del concierto de Robbie Williams, éstas ocuparían una extensión igual a la ciudad de Norwich. Tampoco son pequeñas las cifras que hablan del personal necesario para llevar a cabo el concierto: se han precisado 65 personas durante dos semanas para montar el equipo (que viaja en 40 camiones) y más de tres días de trabajo intenso para poner a punto el escenario. Un mareo de cifras astronómicas para un cantante siempre polémico.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más