Mick Jagger celebra su 60 cumpleaños con una exclusiva fiesta en Praga

Los integrantes de los Rolling Stones, el ex presidente de la República checa junto a su mujer, y la estilista norteamericana, L’Wren Scott entre los 200 invitados

Mick Jagger celebró sus 60 cumpleaños en un club de moda de Praga en el que se dieron cita los 200 invitados a la fiesta estrictamente privada. Poco después de la medianoche, el líder de los Rolling Stones llegaba al citado club junto a la estilista y ex modelo norteamericana, L’Wren Scott, quien la prensa internacional asegura es su nueva acompañante.

El mítico rockero fue recibido al grito de ‘Jagger, te queremos’, ‘Feliz Cumpleaños Mick’ de los cientos de fans y turistas que se agolparon a las puertas del exclusivo club Dúplex, situado en el centro de la capital checa, para recibir al cantante.

En el interior del local le esperaban más de 200 invitados entre los que se encontraban los componentes de su banda, Charlie Watts, Keith Richards y Ron Wood. Los dos primeros pasaron todo el día del sábado en el hotel Four Seasons, en el que se alojó la banda durante todo el fin de semana, situado cerca del Puente Carlos, una de las atracciones turísticas de la ciudad, para decepción de sus fans, que esperaban toparse con alguno de ellos por las calles de Praga. Ron Wood fue el único que abandonó el hotel para visitar una exposición de cuadros propios instalada en una pequeña galería del barrio del castillo de Praga.

También acudieron a la velada el ex presidente de la República checa y dramaturgo, Vaclav Hável, gran amigo de Jagger, junto a su bellísima mujer, Dagmar Veskrnova. El matrimonio regaló al cantante un jarrón de cristal de bohemia de 75 centímetros con la forma de los famosos labios del cantante, que se han convertido en todo un símbolo de la banda, grabada en su superficie firmado por el artista Borek Sipek.

Mick Jagger también se dejó ver, pero de forma breve, a las puertas de la Embajada británica en Praga, situada en el barroco Palacio de Thun, en el que vivió Mozart y donde fue recibido para celebrar su 60 cumpleaños horas antes de la gran fiesta privada de Jagger.

A pesar de que la fiesta se alargó hasta bien entrada la madrugada Jagger demostró que sigue en forma a los 60 años y ofreció un espectacular concierto ante más de 60.000 espectadores en el parque de Letna de Praga, concierto que se enmarca dentro de su gira Licks World Tour 2003.’Mick siempre está en forma, también con 60... porque come más cosas verdes que un conejo’ declaró un miembro de su equipo poco antes del inicio del concierto.

Más sobre: