Celia Cruz

El mundo llora esta semana la muerte de Celia Cruz, la verdadera reina de la salsa, que falleció el pasado miércoles tras una larga lucha contra el cáncer. Sus restos mortales, tras recibir el homenaje de miles de exiliados cubanos en Miami y Nueva York, serán trasladados finalmente al neoyorquino barrio del Bronx, donde recibirán sepultura.

Ursula Caridad Celia Cruz Alfonso nació en un solar de un barrio popular de Santos Juárez, en La Habana, el 21 de octubre de 1925. En 1960, cuando se cumplía un año de la llegada al poder de Fidel Castro, Celia Cruz abandonó su querida isla, a la que tanto cantó, desde la otro orilla del Atlántico. En su trayectoria grabó más de 70 discos, actuó en varias películas de cine, entre ellas Los Reyes del Mambo (1992), y colaboró con los más afamados músicos, como el rey del timbal, el puertorriqueño Tito Puente, Dionne Warwick, Patti Labelle, David Byrne, Gloria Estefan y Wyclef Jean.

Más de setenta álbumes en el mercado, de los cuales una cantidad notoria son discos de oro y platino; una fusión constante de estilos y músicos con mimo exquisito hacia los ritmos afrocubanos; y un carisma incuestionable han hecho de Celia Cruz la Reina no sólo de la salsa, sino del escenario y de la alegría. La querida cantante será recordada por su característico grito de ¡Azúcar!, así como por su originalidad, vitalidad y energía, que hicieron de ella una artista única.

Más sobre: