Madrid se rinde ante la leyenda de los Rolling Stones

Trece años después de su última actuación en Madrid, el incombustible Mick Jagger y su grupo reunieron a cincuenta y cinco mil personas en el estadio Vicente Calderón. Hacía tiempo que Madrid no vivía un espectáculo de estas dimensiones. El grupo británico ofreció una actuación de aquellas que marcan una época. Entre el público destacó la presencia de Rodrigo Rato, Baltasar Garzón, Javier Bardem, Fernando León, Nieves Álvarez y Miguel Ríos, que se rindieron ante la leyenda de los Rolling Stones.

En medio de los gritos y los aplausos de admiradores de todas las edades, Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood irrumpieron a en el escenario bajo los acordes de Brown Sugar demostrando que están en posesión del elixir de la eterna juventud. Con Start me up y Don’t Stop continuaron el concierto, en el que demostraron que mantienen una excelente forma física.

"Hola Madrid, nos gusta estar de vuelta", con estas palabras el amo del escenario celebraba su actuación en la capital en una gira que conmemora sus cuarenta años sobre los escenarios. Sobre un escenario de 75 metros de largo, 26 de alto y 26 de ancho, dieron un repaso a todos sus éxitos, y ninguno de los asistentes se quedó sin ver de cerca a sus ídolos, porque una enorme, movible y divisible pantalla de vídeo presidía el decorado. En un derroche más de alta tecnología, en la pantalla de vídeo se veían imágenes tomadas desde una microcámara instalada en la guitarra de Ronnie Wood, que estos días ha inaugurado una exposición en Madrid con una parte de su obra pictórica.

Más sobre: