Todo había empezado con normalidad. Más de 13 mil personas, en su mayoría adolescentes, ocupaban las gradas del Palau Sant Jordi de Barcelona para seguir de cerca la actuación de la sensacional gira de enlace a las vacaciones de Lorenzo, los chicos de la serie Un paso adelante, convertidos en los nuevos ídolos mediáticos del momento. Tras dar el pistoletazo de salida con Morenita, llegó el esperado solo de Miguel Ángel Muñoz, que con sus movimientos sensuales volvió a arrancar los gritos de las fans. El agua arrojada al escenario desde las primera filas propició una primera caída del actor, que se levantó como si nada hubiese ocurrido, pero poco después hizo un mal cálculo y, arrimándose demasiado al filo del escenario, dio un paso en falso y cayó por los dos metros del foso.

Más sobre

Regístrate para comentar