Whitney Houston

Whitney Hoston y su marido Bobby Brown continúan su peregrinación por Tierra Santa, el lugar elegido por la cantante como fuente de inspiración espiritual para su próximo álbum. Ayer, la estrella del pop se sumergió en las aguas del río Jordán, en una ceremonia bautismal que se celebró cerca del kibutz Kineret y del mar de Galilea.

Acompañados por su hija, el matrimonio ha viajado a Israel con el fin de visitar a unos amigos y familiares de la secta Hebreos Negros de Dimona, una comunidad afroamericana que emigró a este país en 1969. Antes de reunirse con los suyos, la cantante norteamericana y su marido fueron recibidos por el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, en su residencia en Jerusalén. Durante su visita, Houston le comentó a Sharon: "Aquí me siento como en casa, tengo una relación con este país que no he tenido con ningún otro".

La cantante, que permanecerá una semana en Israel, tiene planeado visitar los sitios santos del país: el Muro de las Lamentaciones, el Monte de los Olivos en Jerusalén y el Mar de Galilea en el norte de Israel, entre otros. Incluso, Whitney Houston quiere aprovechar su estancia para grabar una canción junto a varios miembros de la comunidad Hebreos Negros, según ha asegurado uno de los portavoces de la secta.

Más sobre: