María Cols, madre de Beth: 'Pienso que no está triste, aunque le hubiese gustado quedar mejor’

El día había sido intenso para nuestra representante en Eurovisión, que se tuvo que conformar con un octavo puesto aunque partía como una de las favoritas para hacerse con la victoria en la 48 edición del Festival de Eurovisión, celebrado en Riga, Estonia. ‘Hemos venido al ensayo hacia la una. A las tres y media nos hemos marchado al hotel y ella se ha ido a dormir hasta las seis que hemos venido para la gala’ nos contaba su madre, María Cols, que ha viajado hasta Riga con su hija para darle todo su apoyo. ‘Después hemos hecho tres conexiones en directo con España, una sin maquillar, una a medio maquillar y otra cuando ya estaba casi arreglada’ añade su emocionada madre.

‘Cuando faltaban diez minutos me he sentado con ella y le he preguntado que si estaba nerviosa, me ha dicho que no, pero le he dicho ‘si pero la procesión va por dentro’ y ella ha reconocido que un poco sí’ nos confesaba su madre poco después de su actuación. En el centro de prensa su familia seguía con entusiasmo y cierto nerviosismo la gala y las puntuaciones de los 26 países participantes en el certamen.

La noche se hacía cada vez más emocionante y por un momento soñamos con la victoria. Desde Súria, su localidad natal, más de 4.000 personas seguían el evento en la calle y le mandaban su apoyo a la joven catalana, que finalmente tuvo que conformarse con el octavo puesto, uno menos que el conseguido por Rosa el año pasado.

‘No estamos ni contentos ni decepcionados porque creemos que lo ha hecho muy bien. Pienso que no esta triste aunque le hubiese gustado quedar en mejor lugar No es el final de una etapa, sino una que empieza. Ha terminado el concurso, pero nada más’ confesaba su madre al conocer la clasificación final, quien añadía, ‘no he hablado nada con ella, pero ya tendremos tiempo de hablar’.

Junto a Beth también viajaron hasta Riga algunos profesores de la Academia y su directora, Nina quien declaró tras la gala ‘particularmente estoy muy contenta porque sé lo que cuesta esto. Nos han llamado de Barcelona, Tony Cruz, y todos lo demás y nos han dicho que están encantados con resultado’.

Tras la gala, la organización ofrecía una fiesta a todas las delegaciones desplazadas hasta Riga. Una fiesta la que no acudió Beth, pero sí su familia. Precisamente su madre nos explicaba el por qué de su ausencia en esta celebración. ‘No ha venido a la fiesta porque estaba muy cansada y ha tenido un bajón muy bestia. El bajón es físico, no psicológico’ a lo que añadía ‘ no, no estaba triste, sino contenta porque ha ganado uno de sus participantes favoritos, Turquía, pero ha preferido irse a descansar’.

Más sobre

Regístrate para comentar