Beth ya está en España: 'no estoy para nada decepcionada con el octavo puesto’

Beth llegó a España esta mañana procedente de Riga, donde tuvo lugar anoche la 48 edición del Festival de Eurovisión. La cantante catalana, que partía como una de las favoritas para alzarse con la victoria, tuvo que conformarse con un meritorio octavo puesto, del que la concursante de Operación Triunfo II se siente muy orgullosa.

‘No estoy para nada decepcionada con la octava plaza. Creo que de 26 países quedar los octavos está muy bien’ comentó la joven artista durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en Barcelona nada más llegar a España.‘Estoy muy cansada. He dormido tan sólo tres horas y lo que más me apetece ahora es irme a descansar a casa’ confesó Beth durante el encuentro con los numerosos medios de comunicación que se dieron cita en la ciudad condal.

A pesar del cansancio Beth contestó una a una a las numerosas preguntas planteadas por los periodistas, que querían saber cómo había vivido anoche la catalana la gala de Eurovisión. ‘Estoy satisfecha tanto con la canción, como con la actuación. Como dije desde un principio he ido a disfrutar a Riga y eso es lo que he hecho’ sentenció Beth quien negó haberse sentido favorita ‘eso lo habéis dicho vosotros, yo nunca fui con la idea de que iba a ganar’.

La cantante, de 21 años, tendrá que conformarse con el título otorgado por los eurofans (los acérrimos seguidores del Festival de Eurovisión) que tienen un sistema de votación propio y que han elegido a nuestra Beth como su ganadora.

La cantante de Súria comentó que se emocionó mucho cuando vio a toda su gente en la plaza de su localidad natal, apoyándola y dándole ánimo, ‘ayuda mucho ver a toda esa gente allí apoyándote, a pesar de la intensa lluvia’, aunque no lloró finalmente. ‘Yo soy muy sensiblera, pero al final no se me escaparon las lágrimas a pesar de la tensión y la emoción’. Así mismo Beth confesó que había hablado minutos antes de su actuación con Rosa, la representante española del año pasado en Eurovisión. ‘Sí hablé con Rosa y me dio unos consejos muy inteligentes. Me animó mucho y me dijo que me encontraba muy bien, muy serena’.

Más sobre: