Barcelona se rinde ante Bruce Springsteen

El Jefe conectó con el público desde el principio en un concierto de más de tres horas al que asistieron más de 50.000 personas

Bruce Springsteen ofreció anoche un concierto en el Estadio Olímpico de Montjuic ante 55.000 fans que corearon una a una sus canciones. El Jefe volvió junto a la 'E Street Band' a la ciudad condal, donde el pasado 16 de octubre ofreció su único concierto en España de la gira de presentación de su último disco, The rising, y como siempre no defraudó a sus incondicionales.

Springsteen ofreció un espectáculo de más de tres horas en el que repasó sus principales éxitos y los temas de su último disco, que fueron coreados uno a uno por sus fans. Entre ellos se encontraban el presentador de televisión, Manel Fuentes, el futbolista Txiqui Beguristain y el actor Joel Joan, confesos seguidores del Boss.

Con los últimos resquicios de sol, Bruce Springsteen saltó al escenario, con su ya clásico chaleco negro, acompañado de la 'E Street Band' ante un público que coreaba ‘Bruce, Bruce, Bruce’ y que esperaba a las puertas del Estadio desde las siete de la tarde, aunque el concierto no comenzó hasta las nueve de la noche.

El Boss volvió a seducir al público barcelonés con su ritmo, los acordes de su guitarra y su inigualable voz, que le han convertido en el rockero más carismático del mercado. Bruce Springsteen, que actuó hace diez años en este mismo estadio, que por cierto ayer retomó su actividad musical tras cinco años de ausencia de conciertos, conectó con el público, de una media de edad de 30 años, desde el principio con un rock electrizante y lleno de vitalidad. Bruce revalidó su idilio con Barcelona, la ciudad que eligió para reaparecer con su banda en abril de 1999 y que siempre incluye en sus giras (el Boss ha actuado once veces en la ciudad condal).

Este es el segundo concierto, de los tres que ofrecerá en España. Primero fue Gijón, el pasado jueves, donde 40.000 personas le aclamaron en el estadio de ‘El Molinón’, anoche fue el turno de Barcelona y mañana por la noche será Madrid, quien le reciba con entusiasmo en un concierto para el que las entradas están agotadas desde hace varios meses.

Más sobre: