Raphael vuelve a sonreír: 'El próximo lunes no cumpliré 60 años, sino un mes de vida'

¿Cómo es un día tuyo hoy, desde que te levantas...?
Estoy montando cinco cosas a la vez. También ensayo. Lo hago sentado para no cansarme demasiado. Como tengo muchos recursos, porque he aprendido bastante en estos cuarenta años, en vez de usar el diafragma, uso mi voz normal, pero lo que si estoy notando es, como decía anteriormente, que todas las canciones me vienen bajísimas, así que me tengo que poner de acuerdo con el director de mi nueva grabación porque todo eso hay que subirlo. Mi voz ha crecido, se nota muy limpia, como la de un chaval de 18 años.
¿Tienes que llevar cuidados especiales, medicación?
Si, claro, claro. Lo que pasa es que cada día va siendo diferente porque va siendo más corta, me van quitando cosas a una velocidad tremenda. Es que mi recuperación -espera que toco madera- está yendo a una rapidez poco corriente. A las seis horas de operarme estaba en un sillón sentado en la UVI y recibí a mi familia. Y al día siguiente me dieron judías con chorizo.
¿Echas de menos alguna comida?
No, si como de todo...Mariscos, chuletas de cordero, lo que me pongan por delante, eso sí, procuro no comer grasas.
Hablas de una recuperación poco corriente ¿ Cuáles son las claves de ésta?
La voluntad y las ganas de vivir, las ganas de que mi carrera continúe, de disfrutar de mi familia, de mis hijos, de eso tan chiquitito que viene en camino, y no me podía perder. Como abuelo tengo el deber de maleducarla cuando nazca, su madre la educará y yo la maleducaré.

También las ganas de volver a mi trabajo, de volver a mis amigos con pasión, yo adoro a mis amigos. Se han portado muy bien, muchos de ellos del mundo del espectáculo, todos son maravillosos y han hecho unas canciones fabulosas para mí. Estoy en contacto con Julio, con Serrat, Sergio Dalma, Rocío, bueno las dos Rocío, Lina Morgan...Estoy encantado.
Estaban a punto de someterte a una operación cuando surgió el donante ¿Qué se pasó por la cabeza cuando te dijeron ‘ya tenemos donante’?
Intenté retrasar todo, porque soy muy valiente hasta cierto punto. Me desperté de la siesta y mi mujer me dijo: 'Ya'. Yo dije 'no, verás, voy a recoger..'. 'Ya', y yo "pero mujer, espera que...", y ella contestaba 'Ya'. Cuando llegué al 12 de Octubre, donde por cierto todos son maravillosos al igual que en la clínica La Luz, y me llevaron al quirófano, seguía intentando retrasar la cuestión: "¡Enrique, es que tengo que preguntarte...!" hasta que él dio la señal y me durmió. Porque si no esto se habría convertido en una sesión continúa, yo hubiese seguido así hasta hoy. Se pasa muy mal porque no se sabe si uno va a volver", afirma el cantante con emoción. ¿Qué posibilidades tenía tu transplante de salir bien?
Bueno, el doctor Moreno lleva más de setecientos y no tenía ningún negativo, pero siempre dices "¿Y si me toca a mi?". Esa duda pasa por la cabeza, pero salió. Él ahora está feliz y yo, mucho más.
El lunes es tu cumpleaños, son sesenta años ya... ¿Cómo lo vas a celebrar?
No,no cumplo sesenta, sino un mes de vida.
Una segunda oportunidad...
Claro. Y la voy a aprovechar muy bien. El cumpleaños lo celebraré en casa, con la familia y algún amigo cercano. A finales de mayo daré una cena grande en los jardines de casa para todos los amigos, para más gente. Y luego me pondré a trabajar, cuando tome un poquito el sol. Esta semana me voy con mi mujer y enfermera en jefe a tranquilizarnos y a ver teatro, que es mi pasión y mi vida.

Más sobre: