Christina Aguilera vuelve a sorprender con la imagen que luce en su nuevo vídeo

Ha cambiado la imagen de sensual adolescente por la de "chica mala" y provocadora, y su música ha evolucionado hacia un estilo más duro. Su tercer disco, Stripped, un escaparate de estilos y registros de voz donde tienen cabida el rap, el soul, el pop y el rock, ha marcado la transformación de Christina Aguilera, quien sorprende a cada paso que da.

Quiso impactar con Dirrty, el tema de presentación, fuerte y arriesgado, en cuyo vídeo Christina mostró su cara más sensual, escandalizó con las imágenes de Beautiful y no dejará impasibles a los espectadores con Fighter, el tercer sencillo del álbum. Sorprendente más que polémico, impresionante visualmente más que sexy, el nuevo vídeo musical muestra a una Christina morena, agresiva, dramática y oscura, identificada con un capullo que sufre una transformación en mariposa a través del dolor. Para su realización ha contado con la artista Floria Sigismondi, nominada en dos ocasiones a los Grammy por sus vídeos para artistas como Leonard Cohen, Marilyn Manson, Björk y David Bowie.
Surrealista y teatral, la directora ha transformado en imágenes el mensaje de la canción escrita por la propia Christina:

"Porque si no fuera
por todas tus torturas
Nunca hubiera sabido
derrumbarme.
Así que quiero darte
las gracias
Soy una luchadora y
no
No voy a parar
No hay marcha atrás
Ya he tenido
suficiente"

Más sobre: