Jennifer López más sensual que nunca en su nuevo vídeo, un homenaje a la película 'Flashdance'

Una joven lucha por abrirse paso en el mundo de la danza. Para subsistir, y mientras le llega su oportunidad, trabaja como soldadora de día y como bailarina de un club por la noche. Finalmente, con enamorado, enfado, y reconciliación por medio, consigue la soñada prueba de acceso al Conservatorio en la que vestida con un derroche de movimiento y sensualidad termina conquistando a un recto y serio jurado a ritmo de una pegadiza música. Este era el argumento de Flashdance, película que se convirtió en un éxito de taquilla en 1983, hizo famosa a su protagonista, Jennifer Beals, cuando tenía 20 años, y terminó encumbrándose en símbolo de una época. Una banda sonora de lujo -como olvidar por ejemplo What A Feeling-, las movidas coreografías, y la puesta en escena de éstas han sido algunos de los ingredientes que han conseguido que la película continúe en vigor.

Veinte años después ha sido otra Jennifer, pero esta vez apellidada López, la estrella latina mejor pagada de Hollywood, quien se ha metido en la piel de la soldadora y bailarina en un homenaje a la recordada cinta dirigida por Adrian Lyne, especialmente a la escena final. Y es que, en su nuevo video musical, I’m Glad, que ha dedicado a Ben Affleck, la actriz y cantante, presume de cuervas con sexys atuendos a imagen y semejanza de los que en su día utilizó Jennifer Beels para encandilar al público. La diva de origen puertorriqueño, que tenía 13 años cuando se estrenó la película, se siente muy identificada con su argumento: "Hacer un homenaje a Flashdance me parecía lo correcto. Es la historia de alguien que persigue su sueño. La única diferencia es que yo no puedo soldar". El resultado, un río de sensualidad y exceso con el que Jennifer López volverá, sin duda, a sorprender a su público.

Más sobre: