Exclusiva: Julio Iglesias, Jr. en su exótica casa de Miami

—¿No tienes miedo al fracaso después de tu disco en inglés?
—No se puede tener miedo al fracaso. Me gusta actuar con fe, no con miedo. Además, y como ya expliqué en su momento, mi disco en inglés no llegó al mercado por problemas con la compañía discográfica, con lo cual, no pudo venderse. Pero yo no veo eso como un fracaso, sino como algo que tuvo que pasar para que yo aprendiera ciertas cosas con tal experiencia. Este mundo de la música es muy complicado, a la vez que muy competitivo. Pero he cambiado de casa de discos y la que ahora tengo está volcada en mi trabajo.
«HABRA DE TODO»
—Ya sabes lo que dice el dicho: «Nadie es profeta en su tierra». ¿Cómo crees que va a reaccionar la gente en España cuando escuche tu disco? ¿Cómo crees que va a ser recibido este trabajo?
—Pues habrá de todo. Habrá gente a la que le guste y gente a la que no. Yo confío en que guste. He puesto todo mi cariño y dos años de trabajo intenso, y creo que ambas cosas han quedado reflejadas en este álbum. Pero, después, cada uno es libre de opinar lo que quiera y le parezca.
—Tu estilo quizá no sea tan comercial como el de otros cantantes de tu edad. ¿No te hubiera interesado ir por un lado acaso más romántico, más de baladas, que quizá tengan hoy mejor mercado?
—Yo, a la hora de componer mi música, soy fiel a mi estilo. Además, el «rock» puede ser romántico y puede ser, al mismo tiempo, comercial. Ahí tienes a Maná, por ejemplo, con unos temas increíbles y con un éxito internacional envidiable. Quizá no sea para todo el mundo, pero estoy convencido de que hay también un mercado para eso.
—¿Tu padre ha escuchado ya tu disco? ¿Qué te ha dicho de él, qué opina?
—Sí, claro que lo escuchó. Y le gustó bastante. Me ha dicho que a ver cuándo gano un Grammy.

Más sobre

Regístrate para comentar