Celine Dion

Celine Dion es la nueva reina de Las Vegas. Y es que la artista canadiense, de 34 años, acaba de dar el pistoletazo de salida a un impresionante espectáculo, A new day, un show sin precedentes hecho a su medida en el que se combinan al unísono música, performance, y los mejores adelantos técnicos, con el que estará en cartel los próximos tres años a una media de cinco representaciones semanales -de miércoles a domingo-.

En esta fantasía hecha realidad, en la que la creatividad y la originalidad juegan un papel esencial, ha tenido mucho que ver la imaginación del productor Franco Dragone, alma mater del espectáculo, quien ha rodeado a la cantante de 58 personas en el escenario, entre vocalistas, músicos y performance al estilo del Circo del Sol. Entre los bailarines, un español, Francisco Villalta, y un chileno, Alejandro Altamirano, el resto proceden de lugares tan dispares como Francia, Estados Unidos, Escocia, Filipinas, Canadá, Italia, Ucrania y Rusia; y entre los músicos, Yves Frulla a los teclados, Dominique Messier en la percusión y Andare Coutu a la guitarra, que acompañan a la cantante desde hace más de cinco años. Además, en el escenario reina una gigantesca pantalla de 30 metros de largo por 10 de ancho.

Más sobre: