ainhoa2


—¿Eres tan extravertida como pareces?
—Demasiado. A mí me das la mano y te cojo el brazo. No me cuesta nada hablar, sonreír y conocer a la gente.
—¿Qué dicen de ti tus amigos?
—Mis amigos dicen de todo: cosas buenas y cosas malas, porque también las tengo. Pero están muy contentos, porque me ven feliz. Y están deseando que coja la guitarra y oírme cantar. Las personas nos equivocamos, y me gusta que me digan lo que hago mal, porque quiero tener los pies en la tierra.
—Tienes veintidós años, pero parece que has vivido ha ayudado en esa maduración?
—Tengo veintidós añitos, pero me considero madura, porque tengo dos hermanos mayores, y eso te condiciona. Sí, este año ha sido duro. Es una experiencia única, y creo que todos hemos madurado más rápido de lo normal.
—¿Cómo ha sido este año para ti?
—Maravilloso.
—Después de haber sido la ganadora,¿te dolió no ser la elegida para ir a Eurovisión?
—No, yo ya he conseguido mi sueño: grabar un disco y ser una cantante, aunque todavía no me considero una artista, porque eso se hace día a día. Yo tengo aptitudes y ganas de trabajar. No me siento decepcionada. Va a ir Beth, que se lo merece, y la pena es que no podamos ir a acompañarla.
—¿Crees que tu carácter fuerte te ha ayudado a ganar?
—Tengo un carácter fuerte, pero soy una persona muy sensible, aunque tenía que imponerme a mí ser fuerte para salir adelante. Si no, no hubiera llegado aquí.
—¿Cómo te definirías?
—Soy una persona muy sincera, ante todo. siempre hay que ir de cara y natural.¿Por qué tienes que ser alguien que no eres? Soy fuerte, pero también tengo mi corazón. Soy débil, me pongo ese escudo precisamente porque soy débil.
—¿Has podido hacer ya un pequeño parón para estar con la familia?
—Sí, fue lo primero que hice después de la operación. Estuve en mi casita durmiendo en mi cama, con mi gente; he ido al campo con perritos...He hecho de todo.

Más sobre: