Britney Spears, con su madre y su hermana, en su fantástico refugio de Louisiana

LA RUPTURA CON JUSTIN TIMBERLAKE Y EL DIVORCIO DE SUS PADRES
El pasado febrero, Britney Spears aparecía radiante y sonriente en la presentación de su película ‘Crossroads: Hasta el final’ acompañada por Justin Timberlake, su novio desde hacía dos años. Se conocieron en 1993 cuando los dos trabajaban en un programa de televisión de Disney, iniciando su relación años después. Los rumores apuntaban a que la cantante lucía ya un anillo de prometida, aunque la pareja había negado en reiteradas ocasiones que tuvieran planes de matrimonio: "Se ha dicho que nos vamos a casar el Día de los enamorados. No es verdad, quizá en el futuro, pero no ahora mismo. Estamos demasiado ocupados para hacer algo como eso", afirmaba la artista días antes de San Valentín.

Poco después llegaban las primeras especulaciones de distanciamiento entre ambos, una crisis cuyo origen estaba en los celos de Britney Spears, según se publicó en ese momento, quien no veía con buenos un video musical que su novio había rodado con una bella modelo. "Si, estoy soltera. De momento no tengo ninguna relación seria". Con esta contundente respuesta a un periodista durante la rueda de prensa de presentación de su filme en Londres, Britney confirmaba a finales de marzo su ruptura con Justin Timberlake. Aunque los motivos reales de dicha ruptura nunca han trascendido, la madre del músico, Lynn Harless, declaró que los problemas de la pareja habían surgido porque sus respectivos trabajos les mantenían separados pero que ambos seguían queriéndose: "Justin y Britney siguen sintiendo algo muy fuerte el uno por el otro". Estas fueron palabras que precedieron algún que otro intento de reconciliación por ambas partes, reconciliación que, por el momento, no se ha producido, a pesar de las recientes declaraciones del componente de N’Sync, portada hace unos meses de la edición estadounidense de la revista Rolling Stones, y a quien se relacionó primero con Janet Jackson y, actualmente, con la actriz Alyssa Milano, protagonista de la serie ‘Embrujadas’: "Tengo que reconocer que quizá nunca me recupere. Pero yo todavía la quiero. Realmente amo todavía a esa chica", y añade "Tiene un corazón hermoso, pero si no tengo confianza, no puedo estar con ella".

El cantante aludía así a la falta de confianza como uno de los motivos de la ruptura con Britney. Y es que, hace escasas semanas, el rotativo New York Post mencionaba el nombre de una tercera persona que podría haber influido en la crisis de la pareja, Wade Robson, de 19 años, coreógrafo de la cantante, y también se llegó a hablar de la buena relación que mantuvo la artista con su compañero de reparto en ‘Crossroads: Hasta el final’, el actor Anson Mount, una información, sin embargo, que nunca llegó a confirmarse.

Más sobre: