Pocos hasta ahora conocían el afán de Manuel Martos, hijo del famoso artista Raphael, por labrarse un futuro en el mundo de la canción. Un secreto, por decirlo de alguna manera, que en esta ocasión no ha sido a voces, sino que ha permanecido guarecido, al abrigo de la opinión pública, por este joven cantante y que sólo su familia y sus amigos más cercanos conocían. La historia que ahora desvelamos es la siguiente. Manuel es el líder y fundador de un conjunto, llamado 'In Fraganti', que ya lleva algún tiempo intentando abrirse camino en el nada fácil mundo del pop español.

Tras una serie de actuaciones por algunas zonas de nuestra geografía, nunca se habían presentado en directo en Madrid hasta hace unos días. La sala Clamores había sido la elegida por este conjunto para ofrecer su concierto. Entre el público que abarrotaba la sala estaban los hermanos de Manuel, Jacobo y Alejandra, embarazada de tres meses, acompañados por sus respectivos cónyuges, la actriz Toni Acosta y Álvaro Arenzana. María Chávarri, hermana de Marta y prima de los hermanos Martos, también estuvo. Sin embargo, Natalia Figueroa, madre de Manuel, no pudo asistir, ya que se quedó en casa, al lado de Raphael, que continúa a la espera de un trasplante de hígado inminente, tal y como hemos venido informando en las últimas semanas. No obstante, el matrimonio Martos quiere que la vida familiar se vea lo menos alterada posible por la situación actual que están viviendo, y que el devenir cotidiano sea lo más normal posible en la medida de lo que cabe.

Su primer disco
Dos horas se prolongó el concierto de In Fraganti, que cosechó un éxito. Una circunstancia que, a lo mejor, llama la atención de un productor que les grabe ese primer disco tan importante en cualquier artista que quiere triunfar. Seguro que en su casa, Raphael, mientras la actuación de su hijo, tararearía las letras de las canciones que, a buen seguro, Manuel le habrá ya enseñado.

Más sobre

Regístrate para comentar