Multitudinario homenaje a Celia Cruz en Miami

Celia Cruz vuelve a ser noticia. Sonriente, extraordinariamente emocionada, y más glamourosa que nunca, la Reina de la Salsa asistió al homenaje que centenares de artistas quisieron rendirle en Miami. Fue un encuentro de estrellas amantes de la música latina y de su embajadora por excelencia, Celia Cruz. Ella aguantó sentada en el patio de butacas hasta que sonaron los primeros acordes de Guantanamera, interpretados por Tito Nieves y Albita Rodríguez. Entonces, la cantante no pudo resistir más tiempo sentada. Caminó hacia el escenario y se incorporó en los coros: "No puedo cantar porque aún estoy un poco flojita". Pero Celia Cruz desborda energía aún en sus horas más bajas, y su azúcar sonó a música celestial.

Celia Cruz, muy recuperada de su grave enfermedad
Este homenaje, cálido y musical, tenía dos objetivos. Uno, y quizá más secundario, aplaudir a la cantante por sus más de cincuenta años de carrera; otro, más profundo, alentarla y acompañarla para que siga luchando, como ha hecho hasta ahora, por superar la, como dice ella, malanga, ese tumor cerebral maligno que le fue extirpado en una operación de urgencia, el pasado 5 de diciembre.

Y es que a Celia Cruz no hay quien la pare. Más de setenta álbumes en el mercado, de los cuales una cantidad notoria son discos de oro y platino; una fusión constante de estilos y músicos con mimo exquisito hacia los ritmos afrocubanos; y un carisma incuestionable hacen de Celia Cruz la Reina no sólo de la salsa, sino del escenario, de la vitalidad y de la alegría por vivir.

Más sobre: