Papa Levante triunfa con su segundo disco 'Sopla levante' (entrevista con vídeo)

Tras el éxito de su primer disco ‘Tomalacate’, del que vendieron 250.000 copias, las hijas del viento vuelven a la carga demostrando esa gracia del sur vertida en su pop andalusí. Tal y como ellas aseguran, su segundo álbum, ‘Sopla Levante’, es un disco "mucho más maduro" que el anterior y con el que quieren volver a compartir con el público sus sentimientos, sus anhelos y los problemas de vivir en la sociedad actual y dejar patente que no son un grupo pasajero. A pesar de tener rivales de la talla de Las Ketchup, a ellas no les preocupa y continúan su ascenso hacía la cima del panorama musical.

¿Cómo surgió el título de este disco ‘Sopla Levante’?
Lo llamamos ‘Sopla Levante’ porque un periodista nos hizo una entrevista y la título así. Como nos gustó tanto este nombre decidimos ponerle este título al disco. Y ahora que siga soplando y que sople fuerte.

¿Cómo es vuestro disco, una prolongación del disco anterior o una etapa más madura en la trayectoria de Papa Levante?
Estamos en una etapa mucho más madura. Nuestro disco es una prolongación porque nuestro pop andaluzí no lo perdemos, es la esencia de nuestro primer disco. Pero en el segundo lo que si hemos acumulado muchísimo trabajo, casi tres años, 150 televisiones, cerca de 100 conciertos, una gira por México, de casi mes y medio... Nuestra madurez, dos años más de edad, se nota no sólo en la producción del disco sino también en las letras. Todo esto ha contribuido a que sea mucho más maduro y de alguna manera sea diferente al primero.

¿Qué canción os gusta más?
Pao: A mi me gusta ‘Sabor a chocolate’ porque es un tema lleno de sensaciones sobre todo porque cuenta una situación muy dolorosa, la que tu compartes con una persona y cuando pasa el tiempo y te cruzas por la calle con esa persona y no te conoce, no te saluda, ni siquiera se acuerda de tu nombre. Es una sensación que te deja un sabor amargo. Como bien dice la letra "tengo sabor a chocolate amargo en la boca, se me deshace poco a poco la gente".
María: A mí, ‘Comunicando’ porque si la escuchas a la ligera te da a entender que son dos personas que intentan comunicarse pero no logran hacerlo. Sin embargo, si la escuchas con más detenimiento queremos decir que esa persona está incomunicada. De ahí, el trabalenguas cuchibrica. Es como si estuviéramos hablando entre nosotras en lenguas diferentes y no nos entendiéramos. Pensamos que todos los problemas que ocurren hoy en día son por la falta de comunicación.
Sonia: A mi también, como a Pao, ‘Sabor a chocolate’.
Gala: Mi canción es ‘Arsa que toma’ porque como siempre digo no hay que cantarle siempre a cosas malas, a penas, sino que este tema es del amor correspondido, amor feliz, querido.
Irene: Aparte de ‘Sabor a chocolate’ me gusta mucho el tema ‘Gorda’ porque cantamos al problema de la anorexia. La mayor parte de la culpa la tiene la sociedad actual que fomenta a la juventud a que si no tienes la talla 60-90-60 no eres nadie. Lo que queremos destacar es que la belleza de una persona está dentro, en el interior.
Sandra: La canción del agua. Nos hubiera gustado llamarla la pequeña canción del agua por lo delicada que es. Es como una niña pasa a ser mujer y pide, de una manera u otra, que se le trate con dulzura, con amor. "Bésame con la risa del agua, cuídame como a rosa de sal, que me deshago por la arena de tu espalda"...

Más sobre: