Beth: 'No voy a cambiar mi imagen para Eurovisión'

Serena, tranquila y feliz y algo nerviosa compareció Beth en su primera rueda de prensa en solitario un día después de ser elegida por el público como la representante de España en la 48ª edición del Festival de Eurovisión, que se celebrará en Riga, capital de Letonia. El próximo 24 de mayor, la joven barcelonesa subirá al escenario del Skonto Hall, el recinto donde tendrá lugar el certamen, para cantar en duodécima posición.

¿Qué consejos te ha dado Rosa para ir a Eurovisión?
-Bueno, me dio bastantes. Creo que todo el mundo los escuchó porque lo hizo durante el chat y en directo en el plató, pero más que nada lo que me dio fue mucho cariño carnal, me abrazó muy fuerte y sentí que estaba ahí. Me dijo que estuviese tranquila, porque me notó que estaba emocionada. Me dijo que voy a disfrutar un montón, que voy a conocer a mucha gente. Su consejo fue que tuviese calma, que todo tiene su tiempo, que haga las cosas despacito y que disfrute al máximo.
¿Cómo te gustaría que fuera la puesta en escena?
El año pasado ganó una canción con mucha teatralidad en el escenario
¿Te gustaría bailar más?
-Sí, he pensado hacer un strep-tease. (Risas) No, no lo sé. La verdad es que no he pensado todavía en ello y supongo que a parte de mi opinión me asesorará gente experta. Supongo que no voy a bajarme una falda y un pantalón... Creo que los puntos fuertes serán la coreografía o la interpretación, no la puesta en escena, aunque pienso que esta también será muy importante. No sé, más adelante ya se empezará a hablar de todo.
¿Qué se te pasó por la cabeza cuando comenzaste a llorar? ¿Eran lágrimas de felicidad o de agobio por lo que se te viene encima?
Ante todo de felicidad, de emoción. Eran lágrimas por pensar "toda esta gente me ha estado votando y ha decidido que sea yo, bueno y mi canción, quien vaya a Eurovisión. Era de emoción. Además dieron paso a que entrara gente en plató y entre esa gente estaban mis amigos de toda la vida, mi hermano, mis primos, una prima que me enseñó que estaba embarazada y yo no lo sabía. Fue muy bonito porque me emocioné sólo de verlos. A los veinte segundos de verles dijeron mi nombre y fue, como ya he dicho, un cúmulo de sensaciones.
Si pudieras elegir entre ir a Eurovisión o haber ganado el primer puesto y grabar un disco con Emilio Estefan, ¿qué hubieras elegido?
-Es difícil de contestar, pero me quedo con lo de Eurovisión, porque de alguna manera es como tener las dos cosas. Estuve ahí entre los tres y voy a grabar un disco, que era lo que quería. Estoy muy contenta con el productor que me ha tocado, con Carlos Quintero. Me quedo así, como han pasado las cosas, que si pasan es por algo.

Más sobre: