Miranda con sus hijos en la playa de Punta Cana

Mientras a poco menos de un centenar de metros Julio se dedica en cuerpo y alma a la grabación de su nuevo disco en el estudio que tiene en su casa de Punta Cana, Miranda Rijnsburger, su mujer, está, como siempre, muy pendiente de sus hijos, con los que juega al borde del mar. Las imágenes de este reportaje captan, por una parte, momentos en los que Miranda pasea con sus gemelas, Victoria y Cristina, por la playa y, por otra, instantes en los que la mujer del artista practica windsurf con Miguel y Rodrigo, los dos mayores.

Madre e hijos, siempre a la sombra protectora y entusiasmada del padre, llevan aquí, en esta paradisíaca zona de la República Dominicana, donde recibieron el nuevo año y donde pasan largas temporadas, una vida sencilla, tranquila y eminentemente familiar, siempre en contacto con el mar y la Naturaleza. Ellos —Miranda, Miguel, Rodrigo y las gemelas Victoria y Cristina— forman desde hace tiempo la nueva familia del artista.

Para hablar de esta nueva familia de Julio Iglesias hay que remontarse a doce años atrás, cuando conoció en el aeropuerto de Yakarta (Indonesia) a la que hoy es su mujer. Nada más verla, Julio tuvo una especie de presentimiento y le dijo a un amigo que le acompañaba: «Esta chiquilla va a ser mi mujer». En aquel mismo instante, y sin que el artista fuera plenamente consciente de ello, se iniciaba para él una nueva trayectoria sentimental y, en resumidas cuentas, una nueva vida. Hoy ambos son felices padres de cuatro preciosos hijos. Cuatro hijos que nacieron en el corto espacio de cinco años.

Más sobre: