María Jiménez celebra su primer cumpleaños separada de Pepe Sancho

María Jiménez celebró su cincuenta y tres cumpleaños de un modo diferente tras haberse separado hace unos meses de su marido, Pepe Sancho. Rodeada de sus seres queridos y con la gran ausencia de su todavía esposo, la popular cantante vivió un aniversario muy especial y no quiso hacer comentarios sobre su distante relación con Pepe Sancho. Simplemente se limitó a decir: "Después de una gran tormenta viene una gran calma".

Haciendo gala de su irónico sentido del humor, sopló las velas la tarta de cumpleaños, en la que los números aparecían de un modo invertido, como si cumpliera 35 años, en vez de 53. La artista recibió una cariñosa felicitación de sus familiares y amigos. Entre ellos, destacó la presencia de su gran amiga Belén Ordóñez, que no quiso perderse esta divertida celebración.

A pesar de haber atravesado por difíciles momentos en el terreno personal tras la tumultuosa e inesperada ruptura de su matrimonio con Pepe Sancho, María no abandona nunca la sonrisa. Tal y como ha demostrado siempre, María Jiménez es una luchadora y no se rinde. Durante los últimos meses, María se ha volcado en su profesión.

Diez años después de su último trabajo discográfico, la cantante se ha reencontrado con su público y ha sido descubierta por los más jóvenes en «Donde más duele» (canta por Sabina), que ya es disco de oro. Por si fuera poco, la artista publicó el pasado mes de noviembre sus memorias, bajo el título de Calla, canalla, libro que ha tenido una gran acogida por parte del público. Por tanto, se trata de un gran año de celebración y triunfo en lo que al terreno profesional se refiere.

Más sobre: