A pesar haber experimentado una leve mejoría ayer, Maurice Gibb, guitarrista del grupo australiano Bee Gees, no ha podido sobreponerse al infarto que sufrió el pasado jueves y ha muerto hoy en el hospital Mount Sinaí de Miami.

"A nuestros parientes, amigos y seguidores, anunciamos con gran tristeza y pesar la muerte de Maurice Gibb esta madrugada. Su amor, entusiasmo y energía de vivir siguen siendo una inspiración para todos nosotros. Lo extrañaremos profundamente", confirma el comunicado de la familia Gibb.

Operado de una oclusión intestinal
El músico, de 53 años, fue ingresado en el citado centro sanitario el pasado miércoles a causa de una dolencia intestinal, de la que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. En el transcurso de la operación, el guitarrista sufrió una parada cardiaca que le ha mantenido ingresado durante estos tres últimos días en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La familia, muy unida
Durante todo este tiempo han permanecido a su lado su esposa, Ivonne y sus dos hijos, Samantha y Adam. Junto a ellos también ha estado Barry, componente del grupo y hermano mayor de Maurice, así como su hermano gemelo, Robin y la madre del trío, que llegaron a Miami procedentes de Inglaterra y Las Vegas respectivamente, para estar juntos y superar esta triste pérdida.

Más sobre

Regístrate para comentar