Los chicos de OT consiguen más de cien mil padrinos para niños del Tercer Mundo

El plató de ‘Operación Triunfo’ se convirtió en una gran plataforma solidaria desde la que los chicos de la Academia, tanto los de la presente edición como los de la pasada, instaron a los espectadores a que apadrinasen niños del Tercer Mundo durante casi diez horas de programa. El telemaratón ‘Padrinos para el triunfo’ hizo de la ayuda su lema, y hubo apoyo para los pequeños de Guatemala, de Ecuador, de la India, de Etiopía y de tantos otros lugares..., pero también para Galicia en los duros momentos que está viviendo desde hace un mes y medio (con camisetas en las que se podía leer ‘Nunca mais’, los concursantes, los expulsados y los que aún quedan en la Academia, entonaron en gallego el tema que han convertido en un himno estas Navidades, ‘La fuerza de la vida’, y a petición del público tuvieron que repetir su actuación al final de la gala).

Y ante una cita así, el poder de convocatoria fue espectacular. Las instalaciones de la Academia se transformaron por un día en centro de recepción de llamadas, con Nina y el resto de profesores al frente, los chicos dieron lo mejor de sí mismos durante todo el día, y numerosas estrellas de la canción dejaron su buen hacer sobre el escenario -muchos compartieron canción con los alumnos, como Antonio Orozco, que cantó con Cristie o Presuntos Implicados, que cantaron con Tessa-. Nadie faltó. Desde Gisela, Álex, Javián y Mireia, a los que a partir de hoy podemos ver en el musical ‘Peter Par’, hasta Verónica, Geno, Chenoa, Natalia, Juan, David Bisbal o Verónica, que han podido ver en primera fila la situación de los niños del Tercer Mundo, ya que han viajado a varios países, pasando por Manu Tenorio o David Bustamante, que el sábado pasado llenó la plaza de Vista Alegre en un multitudinario concierto.

Pero la gran estrella de la velada fue sin duda Rosa. Después de varios meses en los que la granadina ha estado recuperándose de su afección en las cuerdas vocales, regresó al lugar que la vio nacer como artista, aunque dejó claro que el proceso de curación es más lento de lo que ella habría deseado.
Después de diez horas de emisión en directo, hacia las 2 de la madrugada, Carlos Lozano, conductor de la gala, daba paso al marcador de apadrinamientos, que superó los cien mil. En otro orden de cosas, hay que decir que la normalidad no volverá a la Academia hasta que pasen estas fechas, concretamente hasta el próximo 6 de enero, día en el que reanaudarán las galas con toda normalidad.

Más sobre: