Jeremías: 'Quiero darme a conocer con la letra de mis canciones'(con vídeo)

Espontáneo, sensible, romántico por excelencia. Él es Jeremías, un cantautor venezolano que a sus 29 años ha decidido dejarlo todo, incluso su país, para dedicarse exclusivamente a la música. Tal y como él mismo asegura quiere ‘darse a conocer a través de las letras de sus canciones’ porque aparte de su nueva faceta como cantante está considerado ante todo un gran compositor. Ganas no le faltan para triunfar en el panorama musical. Hace tiempo Ricardo Montaner, artista venezolano y amigo suyo, ya dijo que 'en los próximos diez años Jeremías será lo más grande del país de Bolívar'.

Con su atractiva sonrisa y una mirada cautivadora, Jeremías aterriza en España para promocionar su primer disco, un álbum en el que refleja sus experiencias pasadas con un estilo propio plasmando ante todo un sentimiento: el amor.

-Háblame de tus comienzos en el mundo de la música. Según se ha dicho, ya cantabas desde los seis años...
Creo que como cualquiera que tiene inclinaciones artísticas las empecé a manifestar temprano. Al principio, coleccionaba música, luego estudié guitarra, componía mis canciones...Les hacía canciones a mis amigas que quería que se convirtieran en mis novias, era una fórmula una estrategia para ligar. Lo que quería era poder expresar mis sentimientos y empecé a establecer un puente entre lo que soñaba y la realidad que eran las canciones.
-¿Cuándo te das cuenta de que tu afición por la música se convierte en profesión?
Siempre me consideré un compositor. De hecho cuando empecé en la música de manera profesional me veía como un compositor, nunca como un cantante. Pero una discográfica me recomendó que debía ser intérprete de mis propias canciones y me lo pensé bien.
-De compositor a cantautor.
Yo estaba en la parte más cómoda porque no es lo mismo estar en casa metido componiendo la música que salir a defender tus propias canciones. Poco a poco comencé a creer en la propuesta de la discográfica y Empecé a componer de manera más íntima, más personal a propósito de mis propias experiencias utilizando un lenguaje más cotidiano pero sin perder la poesía. Eso sí, sin caer en la frivolidad de rellenar una frase por rellenarla. Tratando de que la propuesta descansara en la lírica, en la letra en el mensaje.
-¿Qué fue lo que te impulsó a dejar tus estudios de psicología y dedicarte plenamente a la música?
La psicología era en un principio mi vocación. Yo quería descubrirme a mi mismo a través de lo que veía en los demás, pero me decepcionó porque llevaba unas expectativas equivocadas. Entonces me di cuenta que la respuesta a esa curiosidad, a esa necesidad, estaba más en la música que en la psicología y entonces me dije: 'Me voy a conocer a mi mismo a través de mis propias canciones'.
-Todas tus canciones son baladas de amor. ¿Tratas de trasmitir al público tu propia experiencia personal?
Terminé con mi novia hace tres meses y hay una canción que estoy haciendo ‘Ese que va por ahí’ y es del fin de esa relación. Las canciones son un poco como la fotografía, plasman los momentos vividos. Poder vivir ese momento una y otra vez cada vez que las cantas es toda una experiencia sensorial. La gente hace suyas las canciones, empiezan a hacer bandas sonoras de su propio romance por su propia experiencia.

Más sobre: