Mariah Carey vuelve a estar en la cresta de la ola. Después de haber pasado un difícil año, en que su carrera parecía irse a pique, la norteamericana reaparece con un nuevo trabajo: Charmbracelet. Llega pisando fuerte, respaldada por la compañía Universal Music -a través de su sello Island Def Jam- y ya ha colocado su disco en el tercer lugar de la lista de éxitos musicales de Estados Unidos.

El 2001 no ha sido un buen año para Mariah Carey. El intenso ritmo de trabajo al que estaba sometida y la ruptura con su novio el cantante Luis Miguel, le llevaron a un estado de extenuación físico y emocional por el que hubo de ser ingresada en un centro clínico neoyorquino. Cuando parecía que la cantante superaba la crisis, se hizo público el rumor -que luego se convertiría en realidad- de que la discográfica Virgin quería romper su contrato con ella por las escasas ventas del álbum Glitter, primero que grababa con la compañía.

Lejos de amedrentarse, Mariah, tras recibir una indemnización de 60 millones de euros de Virgin, empezó a estudiar ofertas de otras casas de discos interesadas en ella. Fue así como comenzó a trabajar con Universal, con la que pactó la creación de un sello propio, que abarcaría producciones cinematográficas y proyectos editoriales.

Charmbracelet es el nombre del disco que marca su retorno. Ha sido producido en la isla caribeña de Bahamas y, aunque los críticos creen que aún no ha llegado a la altura de sus grandes éxitos anteriores, ya suena fuerte en Estados Unidos y otros países del mundo.

Más sobre

Regístrate para comentar