Las cifras de la herencia de George Harrison

Los focos se encendieron y las guitarras volvieron a sonar con los acordes de los temas que le hicieron conocido. Más de 5 mil espectadores presenciaron en el Albert Hall de Londres el concierto benéfico -todo lo recaudado se destinará a la Material World Charitable Foundation (fundada por Harrison en 1973)- homenaje a George Harrison en el primer aniversario de su triste desaparición, ocurrida el 29 de noviembre de 2001. Fue un recital emotivo, con brisas hindúes y aire de Beatles, con la participación de amigo y maestro del músico, Ravi Shankar, y con la presencia de su viuda, Olivia, y de su hijo de 25 años, Dhani, que se ha encargado de concluir el legado inacabado de Harrison, doce temas inéditos que se han puesto a la venta hace tan sólo unos días bajo el título de ‘Brainwashed’.

Dos partes diferenciadas en un concierto que mantuvo vivo el espíritu de George Harrison. La primera parte estuvo dominada por la música envolvente y mística, casi como en un canto religioso, de Anoushka Shakar, hija de Ravi Shankar, autor de las composiciones que se escucharon. Instrumentos hindúes, arpas tradicionales y cítara, tal y como habían deseado Olivia y Dhani. El ambiente de la segunda parte, sin embargo, fue totalmente distinto. Tras la intervención de los Monty Python, siete guitarras, una de ellas afinada por el hijo de Harrison, y tres baterías se convirtieron en las dueñas del escenario, y Eric Clapton, Billy Preston, Jim Capaldi, Jeff Lyne, Gary Brooker, Tom Petty, entre otros, los protagonistas del recuerdo.

El golpe de efecto final fue la aparición en escena de los dos compañeros de formación de George Harrison, Ringo Starr y Paul McCartney. Primero Ringo, que rompió el hielo entonando Photograph, que escribió junto a Harrison para su álbum solista de 1973, acompañado por las guitarras de Clapton, Jeff Lynne y Dhani Harrison. Después, Paul, que entonó For you blue y Let it be, para más tarde coger una pequeña guitarra (que había tocado junto a Harrison poco antes de su muerte) y entonar Something, una de las baladas más bellas de Harrison.

Las cifras de la herencia
Por otro lado, el pasado jueves, precisamente un día antes de que se cumpliese el primer aniversario de la muerte de George Harrison, se dieron a conocer las cifras del legado del músico en la Corte Superior de Londres. La herencia, una de las mayores dejada por un británico, que asciende a aproximadamente 154 millones de euros (exactamente 154,109, 112 millones de dólares que se quedan en 153,627,160 quitando los gastos varios), irá en su mayor parte a su viuda Olivia, su hijo Dhani, otros parientes y varias asociaciones benéficas. Además, hay que sumar la mansión valorada en 22.5 millones de euros de Oxfordshire, Inglaterra, donde el ex Beatle, seguidor de la fe hindú del Hare Krishna, fue apuñalado en 1999 por Michael Abram.

Más sobre: