Ainhoa: 'Lo que me pasó la semana pasada fue por la impotencia que sentí y los nervios'

Totalmente recuperados del incidente en el que hace dos semanas se vieron implicados cinco concursantes al caerse una escalera metálica del plató durante los ensayos generales, los chicos se han enfrentado a la semana con un apretado ritmo de trabajo -además de los temas habituales de cada semana están preparando un disco navideño-, ya sin la presencia de varios de sus compañeros, especialmente de Enrique Anaut, el último eliminado, cuya marcha provocó muchas lágrimas entre sus compañeros. "¿Sois conscientes de que se nos va la alegría de la casa?, decía Nina la pasada semana cuando todos despedían al joven a las puertas de la Academia una vez finalizada la gala.

’Lo que me pasó la semana pasada fue debido a la impotencia que sentí y a los nervios’
Pero la sexta gala de "Operación Triunfo" también terminó con las lágrimas de los participantes despidiendo a una de las ‘alumnas’ que, sin duda, ha dejado mejor recuerdo entre ellos. Cristie, la simpática y dicharachera malagueña de La Academia quedó fuera del concurso frente a Ainhoa. El público decidió con algo más de un sesenta por ciento de los votos que esta última, debía permanecer en el programa.

Recordemos que Ainhoa recibió la nominación del jurado -la segunda ya que también fue candidata a abandonar con Mai Meneses- con cierta ironía (ella misma comentaba esta misma semana a sus compañeros que "la nominación me la tomé a cachondeo"), pero a sus llegada a la Academia se vino abajo y sufrió un ataque de ansiedad del que tuvo que ser atendida en la enfermería. La joven, que no se esperaba su permanencia en el programa y recibió la noticia con cierta sorpresa y mucha alegría, contó que lo sucedido fue debido a "la impotencia y los nervios, porque yo he trabajado como todos".

El enfrentamiento entre Ainhoa y Vega
A punto de finalizar la gala, Carlos Lozano hizo mención de un incidente ocurrido en la Academia entre dos de las concursantes y conecto en directo con Nina. Y es que, durante la semana, siguiendo los resúmenes del programa, los espectadores habían podido ver que no todo es amistad y buen talante entre los chicos. Aunque todo pareció terminar con un abrazo de las implicadas y las lágrimas de Hugo, que emocionó al ver la reconciliación, lo cierto es que Vega y Ainhoa dejaron claro con su actitud que su relación no es buena. Primero, en una sesión con la psicóloga en la que todos debían decirle algo a Ainhoa, la cordobesa afirmó tajante que no deseaba decirle nada ni que ella le dijese nada ya que su relación no era buena y nadie podía obligarla a ser amiga de una persona con la que no congeniaba. Vega terminó marchándose de la sesión con lágrimas en los ojos. Y después, en otro momento, se pudo ver una acalorada discusión de las dos, que terminó con la intervención de Nina: "Esto es muy fácil, se termina con una palabra que digáis las dos". Y el rápido "perdón" que dijeron ambas terminó, como decíamos en un abrazo. "Hay personas con afinidad y otras no, hemos vivido momentos delicados, pero también felices, y eso es lo bueno. Ainhoa y Vega, habéis demostrado una calidad humana importante. Por favor, hasta aquí".

Más sobre: