El aspecto de Michael Jackson sorprende en su comparecencia ante los tribunales

El cantante se enfrenta desde ayer a un proceso judicial en California. Su promotor artístico, el israelí Marcel Avram, le ha demandado por cancelar dos de sus conciertos y le reclama cerca de 21 millones de euros.

Aclamado por sus más fervientes admiradores, Michael Jackson llegó al tribunal en una inmensa limusina negra y plateada precedida por escoltas policiales. Vestido con una camisa roja, y protegido con una máscara quirúrgica, el artista saludó a los cientos de seguidores que lo esperaban a la entrada del tribunal.

Durante el juicio, Marcel Avram, que trabajaba a las ordenes de la estrella del pop desde 1972, exige que se le pague 11 millones por anticipado por la suspensión de los conciertos de Sydney y Honolulu tras la escasa venta de entradas. Además, el abogado del manager de Jackson reclama 10 millones más alegando que la cancelación de estos espectáculos "fue una conmoción para Avram, ya que les había dedicado mucho tiempo y dinero".

Michael Jackson negó los hechos y manifestó que su promotor suspendió los eventos cuando se dio cuenta de que no serían tan lucrativos como preveía, tras los desalentadores conciertos de Seúl y Munich en junio de 1999.

Más sobre: