Alejandro Sanz celebró el éxito de su exposición de pintura

Alejandro Sanz quiso convocar a sus amigos para celebrar la gran acogida y el éxito que ha tenido su primera exposición como pintor, y lo hizo ofreciéndoles una recepción y un cóctel en la galería Sen, de Madrid, donde se exponen sus cuadros desde el 16 de octubre. A la cita, además de su esposa, la bella modelo Jaydy Mitchel, y sus padres, Jesús y María, acudieron, entre otros, Cristina Tárrega, Malena Loreto (madre del torero Julio Aparicio), César y Jorge Cadaval (Los Morancos), Enrique Ponce (a quien no acompañaba en esta ocasión Paloma Cuevas), Luis Figo y su mujer, Helen Swedin; María Jiménez, Pepe Barroso y su esposa, Mónica Silva; Manu Tenorio y su gran amigo Miguel Bosé, que fue el encargado de prologar el catálogo de esta exposición.

Algunos de ellos, por cierto, han sido sus clientes, como es el caso de Figo, que adquirió uno de los cuadros más queridos del artista.

«La verdad es que no tengo ningún cuadro preferido —nos dijo Alejandro —; todos me gustan, porque cada uno de ellos tiene una parte de mí».Y a ello añadió, sonriendo y bromeando: «Todo esto lo hago para que algún día mi hija, Manuela, pueda presumir en el colegio».

—¿Tus amigos han adquirido alguna de tus obras?
—Sí, muchos. Por ejemplo, Figo, sin ir más lejos, se ha quedado uno.
—Suponemos que ya estás preparando la siguiente exposición...
—Sí, claro. Pintar es una de mis grandes pasiones, y lo hago mucho y de prisa. Por eso hay que dar salida a la obra, porque si no, te come, en el más amplio sentido de la palabra, tanto personal como psicológicamente.
—¿Tienes algunos de tus cuadros en las paredes de tus casas?
—No. Yo soy persona de pocos cuadros, y menos míos. Tengo algunos, la mayoría de pintores muy reconocidos, como un grabado de Picasso, una obra de Tápies y firmas por el estilo. Algunos los he adquirido yo, pero la mayoría son regalos.

Más sobre: