Phil Collins: “Hace ocho años empecé una nueva vida. Resido en Suiza, tengo una nueva mujer, un niño pequeño...Quiero estar ahí, despierto, para no perdérmelo”

Y es que, desde que Phil Collins contrajo matrimonio en 1999 con Orianne Cevey, su tercera esposa, veintiún años más joven que él, su vida adquirió un renovado sentido, y más aún a raíz del nacimiento del primer hijo de la pareja -cuarto para el ex líder de ‘Genésis’-, Nicholas Grev Austin, hace dieciocho meses. La llegada al mundo del pequeño, que recibió cada uno de sus nombres en recuerdo a alguien de la familia (Nicholas por el padre de Orianne, cuya muerte, poco antes del inicio del romance de la pareja, sumió a la joven en una profunda depresión; Grev es el diminutivo de Greville, nombre del padre de Collins y Austin el de su abuelo), también ha contribuido a que el artista no desee realizar más giras mundiales: "mi hijo es pequeño, me comprometí a estar más tiempo en casa".

'Padece un problema auditivo que los médicos llaman sordera súbita'
Aunque en esta decisión también ha influido el problema auditivo que le fue descubierto hace casi dos años: "Los conciertos en directo, la música a todo volumen, no son lo mejor para mi problema auditivo, aunque eso no quiere decir que no vaya a volver a cantar en directo. No haré más esas giras de dieciocho o veinte meses de duración". Precisamente, durante la rueda de prensa, Phil Collins quiso restarle importancia a lo que le está sucediendo, saliendo así al paso de las numerosos rumores publicados en la prensa británica: "Es un problema que no tiene nada que ver con ser músico. Los médicos lo llaman ‘sordera súbita’ y me ocurrió así, repentinamente, hace dos años estando en un estudio de grabación en Los Ángeles. La sensación es como tener un constante zumbido, como estar bajo el agua. Tuve mucho miedo porque al principio no podía escuchar música. Pero, a los seis meses te acostumbras. Por el momento, parece que no va a evolucionar".

Más sobre: