El bailarín Joaquín Cortés: ‘No vivo pegado al espejo’

Joaquín Cortés ha hecho un paréntesis en la gira que realiza por Europa para aterrizar en Barcelona y presentar su fragancia, Yekipé, término gitano que quiere decir Identidad. El bailarín, elegantemente vestido de negro, luciendo un estilo fashion y sofisticado, dejó claro durante la rueda de prensa que, contrariamente a lo que la gente piensa, "yo no vivo pegado al espejo".

Cortés, que atraviesa un excelente momento a nivel laboral -"mi agenda echa humo", dijo-, ha decidido probar suerte en otros campos profesionales, concretamente en el mundo de la perfumería. De esta manera, ha lanzado al mercado fragancias-cortés para hombre y mujer con un aroma característico que, afirmó, le "ha perseguido desde la niñez".
Además, él mismo protagoniza el anuncio de las colonias, que pronto podremos ver en la pequeña pantalla.

Enamorado de una bella italiana
Si los compromisos no caben en su agenda, tampoco se puede quejar el artista de lo solicitado que está en el terreno amoroso. Muchas mujeres suspiran por sus huesos y, entre todas ellas, hay una por la que Cortés parece que siente algo especial. Se trata de una azafata de la televisión italiana con la que se le ha fotografiado recientemente en actitud cariñosa-cortés. Morenaza de ojos verdes, Adriana Marchetti podría ser la nueva pareja de nuestro divo del flamenco.

Durante la rueda de prensa, el bailarín se reafirmó en lo que otras veces ya ha comentado: "Soy un hombre tradicional", y, aunque a sus 33 años todavía no tiene pensado pasar por el altar, sí asegura sentir el gusanillo de la paternidad. "Por supuesto que lo tengo", dijo.

Más sobre: