Con tres premios, Alejandro Sanz triunfa de nuevo en los Grammy Latinos

El Kodak Theatre de Los Ángeles, la recién estrenada sede de Los Oscar, lució ayer sus mejores galas para que la tercera edición de los Grammy Latinos brillara con luz propia después de que los atentados del 11- S obligaran a suspender la ceremonia de entrega el año pasado. El evento reunió a un gran plantel de estrellas de la música que derrocharon glamour por la famosa alfombra, que en esta ocasión cambió su tradicional color rojo por el verde.

Alejandro Sanz, Rosario y Miguel Bosé
Gloria Estefan y Jimmy Smits fueron los maestros de ceremonias de una velada intensa en la que Alejandro Sanz obtuvo, por segundo año consecutivo, el mayor número de galardones, materializando así sus tres candidaturas -el pasado año se alzó con cuatro estatuillas-. Su disco MTV Unplugged triunfó en tres de las categorías más codiciadas, Mejor Álbum del Año, y Mejor Canción y Mejor Grabación del Año por la canción Y sólo se me ocurre amarte incluida en el citado disco, venciendo así al gran favorito de la noche, el colombiano Carlos Vives, quién recibió dos Grammy de los seis a los que estaba nominado por su álbum Déjame Entrar (Mejor Álbum Tropical Contemporáneo y Mejor Canción Tropical).
Por su parte, Miguel Bosé consiguió la estatuilla al Mejor Álbum Pop Masculino por Sereno, mientras que Rosario se alzó con el mismo galardón en la categoría femenina por su disco Muchas flores.

Más sobre: