Todo a punto en el Kodak Theatre de Los Ángeles para la ceremonia de entrega de los Grammy Latinos

Todo listo para que el Kodak Theatre de Los Ángeles reciba esta noche a las más importantes estrellas latinas del panorama musical. Cuarenta Grammy están en juego -este año se han incluido dos nuevos premios: al mejor álbum tropical contemporáneo y al mejor álbum de música cristiana- y numerosos artistas españoles compiten en diversas categorías. Entre ellos, Alejandro Sanz y Miguel Bosé, nominados a los tres mismos galardones: disco del año, canción del año y mejor álbum de vocalista pop masculino.

El año pasado, organizadores y cantantes no pudieron disfrutar de la ceremonia que se iba a celebrar en el Great Western Forum de Los Ángeles ya que fué suspendida por los atentados del 11 de septiembre. La edición anterior y primera, en el año 2000, estuvo marcada por el cambio de escenario de Miami a Los Ángeles. Pero a la tercera va la vencida, y todos esperan que esta vez la entrega de los Grammy se desarrolle con éxito y normalidad.
"Este año esperamos concretar la más importante entrega para consolidarnos como la más prestigiada ceremonia de la música latina en el mundo", señaló el vicepresidente de la Academia Latina de las Ciencias y Artes de la Grabación (LARAS), Enrique Fernández.

Jornadas de ensayos
Entre el lunes y el martes, la mayor parte de los artistas que cantarán en la ceremonia han desfilado por el Kodak Theatre para realizar los ensayos. Thalía, Juanes, Shakira, Carlos Santana... todos ellos han estado preparando sus actuaciones para que todo salga perfecto esta noche. También hemos podido ver a algunos de los nominados, como los dos grandes favoritos, Carlos Vives y Celia Cruz, que encabezan la lista de nominados con seis y cuatro opciones a estatuilla respectivamente.
Marc Anthony, Nelly Furtado, los brasileños Ivan Lins y el trío Bossacucanova completan el cartel de actuaciones de la gala.

Fuertes medidas de seguridad
El teatro donde también tiene lugar la entrega de los Oscar está sometido, desde hace varios días, a unas estrictas medidas de seguridad que controlan el acceso al recinto de personal y asistentes. En estas horas se dan los últimos retoques para una ceremonia que promete ser espectacular.

Más sobre: