Aunque todavía no ha pagado los 20 millones de dólares que le cuesta el viaje a la Estación Espacial Internacional, Lance Bass, cantante del grupo N’SYNC, continuará con sus estrenamientos para convertirse en el tercer turista espacial, en las instalaciones de la NASA.

El joven cantante acaba de llegar al Centro Espacial Johnson en Houston, junto al resto de la tripulación, procedente del centro ruso Yuri Gagarin en la Ciudad de las Estrellas. Es ahí donde ha estado viviendo desde la firma del contrato entre los representantes del cantante, MTV, Destiny Productions y la empresa Mircorp con la agencia espacial y los delegados de la aviación rusa.

Es posible que no vaya al espacio
A pesar de que el joven está dedicado a su preparación para convertirse en astronauta, puede ver cómo su sueño se desvanece. Y es que Bass aún no ha pagado los 20 millones de dólares (28.7 millones de euros) que le cuesta convertirse en turista espacial. Por esta razón, la agencia espacial rusa le dio un ultimátum para que abonara su pasaje.

Sin embargo, tanto el cantante, como sus representantes y la productora encargada de hacer un reportaje sobre la estancia de Bass en el espacio, Destiny Productions, están tranquilos y seguros de que Lance viajará a la Estación Espacial Internacional. Ellos han asegurado que existen tres patrocinadores que costearán el pasaje del cantante y que aportarán entre 5 y 15 millones de dólares cada uno.

El astronauta más joven de la Historia
Si finalmente todo se soluciona, Lance Bass se convertíría en el astronauta más joven de la Historia el próximo 22 de octubre desde el cosmódromo de Baikonur, situado en Kazajistán, junto al cosmonauta ruso Serguei Zaletin y al belga de la Agencia Espacial Europea (ESA), Frank De Winn.

Más sobre

Regístrate para comentar